English | Contáctanos +52 (55) 4333 - 2490

La “dieta” de información

La “dieta” de información

Todos estamos conscientes de la importancia de alimentarnos sanamente (aunque no siempre lo llevemos a cabo). Sin embargo, la comida no es nuestro único alimento. Diariamente, recibimos una gran cantidad de información, de la cual nos “alimentamos”, tanto metafórica como literalmente: la televisión, los periódicos, las conversaciones que sostenemos, incluso nuestros pensamientos y emociones.

Una excelente manera de traer mindfulness (atención plena) a tu vida diaria es poner atención al efecto que tiene en ti la información que entra a través de tus sentidos. Si ves las noticias en la noche, ¿cómo te sientes al apagar la tele?, ¿estresado (a)? ¿te cuesta trabajo dormir? Ahora observa cómo te sientes si un día no ves las noticias en la noche, ¿tu mente se tranquiliza? ¿el cuerpo se relaja? Ver las noticias es sólo un ejemplo de cómo nuestra “dieta” afecta la manera en que vivimos nuestra vida diariamente. No estamos tratando de hacer ningún juicio moral con respecto a si es bueno o no ver la tele, la invitación es a que explores por ti mismo (a) el efecto que tiene todo lo que entra a través de tus sentidos, y que desde ese lugar de conciencia tomes decisiones que te ayuden a vivir más tranquilo y feliz.

Una de las ocasiones en las que se lleva al extremo esta práctica es en los retiros de meditación. En muchas tradiciones, se invita a los participantes a que durante el retiro, se abstengan de platicar con los demás participantes ni hacer contacto visual, traten de no leer, por supuesto no escuchar música ni ver la tele. El efecto suele ser sorprendente: los meditadores experimentan paz y silencio como nunca antes en sus vidas. No todos podemos darnos el lujo de asistir a retiros de meditación, pero podemos por lo menos hacer “dietas” de información que nos permitan conectar con nuestro cuerpo, nuestra respiración y nuestro silencio natural.

1 Comentario

  1. Andrés Alvarado 7 años hace

    1. Todos los estados encuentran su origen en la mente. La mente es su
    fundamento y son creaciones de la mente.
    Si uno habla o actúa con una mente impura, entonces el sufrimiento le
    sigue de la misma manera que la rueda sigue la pezuña del buey…

    2. Todos los estados encuentran su origen en la mente. La mente es su
    fundamento y son creaciones de la mente.
    Si uno habla o actúa con una mente pura, entonces la felicidad le sigue
    como una sombra que jamás le abandona.

    Dhammapada

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Style Switcher

Layout options
Header options
Accent Color Examples
Background Examples (boxed-only)
View all options →